viernes, 4 de julio de 2014

Stephen Bardo: Parche en un Joventut maldito

No pudo caer en peor momento Stephen Bardo en el Joventut. La 94-95 fue una de las peores temporadas de la historia de los verdinegros, justo después de ganar la Copa de Europa. Pero los problemas económicos empezaban a acechar seriamente a la entidad, que no pudo confeccionar una plantilla muy competitiva de inicio y que después fue poniendo parches que no impidieron que se quedase fuera de los ‘playoffs’, todo un impacto por entonces. A mitad de temporada se había destituido a Pedro Martínez y al final de ella dimitió el presidente, Lluis Conesa. 

Con los Detroit Pistons

Bardo fue uno de esos parches que mencionaba. Entró por Nenad Markovic con la temporada iniciada con el objetivo de reforzar la posición de base (Tomás Jofresa se había lesionado para dos meses) y aprovechar también sus cualidades de anotador, ya que su antecesor bosnio estaba dando menos de lo esperado. El norteamericano intentó hacerse con un sitio, pero era difícil. Al menos concluyó la campaña (15 partidos) y promedió 10,7 puntos en 27 minutos. No volvería a jugar en la competición española. 
 
En la actualidad

Un poquito de su biografía anterior y posterior: fue elegido en la segunda ronda de 1990 (número 43) por San Antonio Spurs, pero solo llegaría a jugar un minuto con ellos, en la 91-92. También tuvo breves apariciones en Dallas Mavericks y Detroit Pistons, totalizando 32 partidos en la NBA y poco más de 2 puntos y 2 rebotes de promedio. Antes de Badalona estuvo en Levallois y Fabriano y después se hizo un fijo en la liga japonesa (cuatro temporadas en los Toshiba Brave Thunders). 
 
Pese a la experiencia negativa a nivel colectivo, Bardo se queda con una buena imagen de nuestro país, donde dice que incluso le gustaría trabajar. “Recuerdo lo hermosa que era España y lo amable que era. Me gustó más que cualquier otro país de los que jugué, y eso que estuve en algunos tan diferentes como Francia, Italia, Japón y Venezuela. Me gustó tanto que tengo planes de aprender español y trabajar allí como comentarista de deportes”, cuenta.

En cuanto a la liga, considera que era “realmente competitiva. Teníamos jugadores realmente buenos en nuestro equipo, como Jordi Villacampa y Mike Smith, que estaban entre los mejores de la competición. Disfruté mucho jugando contra Andorra, Valencia, Vitoria, Girona, etc. La liga es una de las mejores fuera de la NBA. Me hubiese gustado jugar más, pero tuve que volver a Estados Unidos”.

En su visión como jugador, destaca que podía “jugar en tres posiciones gracias a mis cualidades físicas. Mi puesto natural era el de base, pero también podía ser escolta y alero. Mi mejor cualidad creo que era mi capacidad de liderazgo. Recuerdo que también anoté bastante cuando jugué con el Joventut”.

En la actualidad es analista de baloncesto universitario para Big Ten Network y Fox 1 Sports. Anteriormente estuvo siete años haciendo lo mismo para la ESPN: “Me encanta mi trabajo porque me permite estar cerca del juego, pero sin entrenar”.


Javier Ortiz
Espacio Liga Endesa

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario