domingo, 29 de junio de 2014

Haslem, Wade, Bosh y LeBron se convierten en agentes libres; Kidd podría dejar los Nets

El veterano ala-pívot Udonis Haslem, de los Heat de Miami, decidió no quedarse con la opción del último año de contrato y se convirtió en agente libre.

El movimiento permite a su equipo tener mayor espacio salarial cuando a partir del 1 de julio se abra el mercado de los agentes libres, donde Haslem podrá fichar por otra franquicia o seguir con los Heat, pero con un contrato inferior.

La decisión tomada por Haslem confirma que el presidente de los Heat, Pat Riley, sigue con el objetivo de mantener a los "Big Three" formados por el alero LeBron James, el escolta Dwyane Wade y el pívot Chris Bosh, estos dos últimos sin que todavía hayan tomado la decisión de convertirse en agentes libres.



Después de haber logrado la selección del base Shabazz Napier, el jugador universitario que James quería tener en el equipo, todo parece indicar que Wade y Bosh también se convertirán en agentes libres y Riley podrá manejar más de 50 millones de dólares del tope salarial para reestructurar la nómina del equipo.

En la misma se incluirá a los "Big Three", que el pasado miércoles se reunieron en Miami para conocer las opciones que tienen de seguir como compañeros y luchar por otro título de liga después de haber conseguido dos en cuatro temporadas que llevan juntos.

Haslem, que tiene lleva 11 temporadas en la NBA y tiene promedios de 8,6 puntos y 7,5 rebotes, podría seguir también con los Heat, pero sin que gane 4,62 millones que podría haber recibido de quedarse con la opción de un año más de contrato.

Wade y Bosh se unen a James como agentes libres; Kidd podría dejar los Nets

Bosh y Wade, que tienen hasta la media noche del lunes para decidir sobre su futuro, están representados por el mismo agente libre que lleva los intereses de Haslem.

El convencimiento dentro del equipo es que sus tres grandes estrellas van a trabajar la firma de un nuevo contrato que permitirá a Riley conseguir un buen refuerzo en el mercado de los agentes libres.

El futuro de los "Big Three" con los Heat de Miami se despejó un poco más después de conocerse que el escolta Dwyane Wade y el pívot Chris Bosh ya le han comunicado al equipo que se acogen la opción de convertirse en agentes libres a partir del próximo 1 de julio.

Wade y Bosh se unen al alero LeBron James y al ala-pivote Udonis Haslem, que también hizo el mismo movimiento con lo que el presidente de los Heat, Pat Riley, consigue tener 55 millones de dólares libres dentro del tope salarial y hacer la reestructuración económica que le permita fichar otro jugador estrella con el que pueda formar lo que sería un histórico "Big Four".

Riley en un comunicado oficial ya le dio las gracias a Haslem por su "sacrificio" permanente a la hora de ayudar a que el equipo sea cada temporada mejor y adelantó que comenzaría las negociaciones con los agentes de los jugadores de cara a establecer el futuro de "forma conjunta".

Wade deja los dos años de contrato que aun le quedaban por cumplir y 41,8 millones de dólares de salario, mientras que Bosh tenía el mismo periodo y 42,6 millones de dólares y Haslem 4,6 por una temporada.

Lo anterior significa que los Heat pueden ahora mantener más posibilidades de mantener a los "Big Three" con James, Wade y Bosh, además de optar en el mercado de los agentes libres a jugadores como el base Kyle Lowry, de los Raptors de Toronto.

Los Heat también quieren dejar libres los dos millones de dólares que tiene de salario el base Norris Cole después que el pasado jueves en el sorteo universitario consiguieron a Shabazz Napier, el jugador exbase de los Huskies de Connecticut, que había reclamado James.

Además, el ganador de cuatro títulos de Jugador Más Valioso (MVP) de la NBA, a diferencia de lo que hizo en el 2010 cuando se convirtió en agente libre sin restricciones, que antes del 1 de julio se había entrevistado con seis equipos diferentes, esta vez no lo ha hecho con ninguno, a pesar del interés que existe entre franquicias importantes.

Si los Heat siguen siendo el centro de interés por lo que pueda deparar el futuro de James y los "Big Three", dentro de la organización de los Nets de Brooklyn ha surgido el conflicto con el entrenador Jason Kidd, quien después de su triunfal temporada como novato pidió a los directivos tener mayor poder dentro de la organización.

La respuesta fue negativa y los Bucks de Milwaukee han pedido y recibido de los Nets la autorización para entrevistarse con Kidd, que podría cambiar de banquillo la próxima temporada.

Aunque Kidd todavía tiene un contrato de tres temporadas más que firmó por cuatro y 10,5 millones de dólares, los Nets y los Bucks podían llevar a un acuerdo mediante algún tipo de compensación.

Kidd tendría mayor poder con los Bucks y la confianza del nuevo dueño de Milwaukee, Marc Lasry, su exasesor financiero, que junto a Wes Edens al comienzo del año compraron al equipo por 550 millones de dólares.

Si Kidd dejase a los Nets ya suenan los nombres de Mark Jackson, exentrenador de los Warriors de Golden State; Lionel Hollins y George Karl como candidatos potenciales a ocupar su puesto en el equipo de Brooklyn.

Mientras que la salida de Kidd podría a su vez condicionar el futuro de jugadores veteranos como el ala-pivote Kevin Garnett y el alero Paul Pierce con los Nets.

Lo que si han dejado claro los medios de comunicación neoyorquinos es que la relación profesional entre Kidd y el gerente general de los Nets, Billy King, no ha sido la mejor por lo que no se espera que la próxima temporada se vuelvan a ver las caras.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario