domingo, 25 de agosto de 2013

Juan Vela (CB Valladolid): "Hay vías abiertas y, por tanto, hay esperanzas"

Los propietarios del CB Valladolid, los dirigentes del Patronato de la Fundación Baloncesto Valladolid, Juan Vela, Ignacio Zarandona y Luis Antonio Gómez, han aclarado hoy que "hay vías abiertas y, por tanto, hay esperanzas", aunque no han podido garantizar con plena seguridad la viabilidad del club.

Vela, que ha tomado la palabra en primer término en rueda de prensa, ha agradecido la gestión de Mike Hansen en sus dos meses al frente de la Presidencia del CB Valladolid.

Asimismo, ha mostrado el "máximo respeto" a la decisión de dimitir de su cargo de Hansen, "puesto que no es nada fácil tomar las riendas de un club con problemas".

Juan Vela ha advertido de que "estar aquí ahora no es una huida hacia delante, porque hay varias gestiones en curso que pueden dar sus frutos y, por tanto, no se puede tomar una decisión ni en un sentido ni en otro, pero el objetivo es tratar de darle opciones para que el club sea viable".

"Todo dependerá de la financiación que se consiga, de cara a elaborar un presupuesto lo más austero posible",
de entre 1,5 y 2 millones de euros, "que nos permita salir en ACB esta temporada", ha matizado el gerente de la Fundación.

Además, ha destacado que la situación es "muy complicada" y será "difícil" encontrar esa viabilidad.

Uno de los primeros pasos que quieren dar es "ampliar el número de miembros de la Fundación y contar con una persona que tenga experiencia en el ámbito deportivo y en la formación de jugadores", ha avanzado Luis Antonio Gómez, concejal del Ayuntamiento de Valladolid, que cuenta con una parte del accionariado del club.

Gómez ha incidido en que "si se materializaran a tiempo las gestiones realizadas para mejorar la financiación del club, habría opciones para confeccionar una plantilla que pudiera competir en ACB, siempre con la máxima austeridad, ya que el pago de la deuda a los distintos acreedores es prioritario".

En el caso de que no se consiguieran ingresos que permitieran subsistir a la entidad, "se tomaría la decisión que fuera menos traumática", una tarea harto complicada, puesto que la deuda supera los 7 millones de euros, entre el CB Valladolid, la Fundación Baloncesto Valladolid, el Club de Empresas y Deporte, en proceso de disolución, y el concurso de acreedores.

Los patronos se han marcado como plazo el próximo mes de septiembre, "cuanto antes, mejor", para saber si Valladolid contará con equipo de ACB y cuál será el futuro de la entidad.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario