viernes, 16 de agosto de 2013

José Luis Modrego: ‘Popocho’ se hizo gallego

José Luis Modrego fue fijo en el basket gallego en los años 80, aunque apenas pudo asomarse a la máxima categoría más que en un puñado de partidos en la temporada 91-92, haciendo una sustitución en el Ourense.

Pese a lo que pueda parecer, Modrego no es gallego, sino barcelonés. Se formó como jugador en las categorías inferiores del Joventut de Badalona y coincidió con una leyenda como Jordi Villacampa, un año menor que él. Hacían pareja en el juego exterior: Modrego era un base de 1,83.

Así es que tuvo que marcharse a Galicia, donde se terminaría quedando por estas cosas del destino. Se ‘especializó’ en la Primera B, recibiendo el apelativo cariñoso de ‘Popocho’. Primero jugó en el Obradoiro, luego vivió una primera etapa en Ourense y después regresó a Santiago. En la 91-92, cuando jugaba en el Porriño de Segunda, fue reclamado por el entonces denominado Caixa Ourense para ocupar el puesto de Aitor Zárate, lesionado. Fueron nueve encuentros con una participación bastante testimonial (7 minutos de media y 1,9 puntos), pero que le permiten presumir de haber jugado entre los mejores a nivel nacional.
“Me retiré tal vez prematuramente después de aquella temporada”, cuenta ahora desde Vigo, donde reside y trabaja como profesor de Educación Física y psicopedagogo en un colegio público. Es un habitual practicante de triatlón. ¿Cómo se veía como jugador? “Yo creo que era muy fuerte y con buena técnica individual. Gran defensor y con buena mano”, comenta.
Hay dos momentos que recuerda con especial cariño. El primero se produjo cuando salvó al Ourense en un ‘playoff’ de permanencia en Primera B con un triple en el último segundo frente al Lliria. Años después, en 1990, vivió lo que en principio fue un gran disgusto que se acabaría transformando en una tremenda alegría para el baloncesto gallego. Era el capitán del equipo del Obradoiro que perdió el ‘playoff’ de ascenso contra el Juver Murcia que, con el tiempo, y tras un largo proceso judicial, terminaría permitiendo al club de Santiago de Compostela jugar en la Liga Endesa al demostrarse la alineación indebida de Esteban Pérez. Modrego asegura que fue él quien recibió una documentación clave del supuesto padre del jugador argentino.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario