domingo, 25 de agosto de 2013

Hansen dimite como presidente del CB Valladolid


Mike Hansen y Javier Baró (Foto CB Valladolid)

Mike Hansen ha dimitido hoy como presidente del Club Baloncesto Valladolid, dos meses después de asumir el cargo, "ante la falta de recursos económicos" y para "evitar seguir fingiendo ser algo que no se es", con una deuda acumulada que asciende a más de 7 millones de euros.

Hansen se ha presentado con semblante serio a una multitudinaria rueda de prensa en Valladolid, en la que ha asegurado que se va "con la conciencia tranquila", ya que lo ha "intentado todo para sacar al club adelante".

Sin embargo, la situación es "lamentable e insostenible" y no han encontrado "una solución económica para abordar los pagos pendientes".

"Espero que esta situación se resuelva lo antes posible y que de igual manera que se consigua dinero en tiempo récord para inscribir al equipo en ACB y para pagar al corazón de este club, que son sus trabajadores, a muchos de los cuales se les debe casi un año de salario", ha destacado el exjugador madrileño.

Según Hansen, "Valladolid es una ciudad trabajadora y como tal debe ser el equipo que la representa y no se puede fingir lo que no se es. Se ha descuidado la cantera, a los técnicos y la ayuda a los colegios y se ha vivido por encima de las posibilidades del club".

"Nunca he gastado más de lo que tengo ni he dejado a deber nada a nadie, y ese ha sido uno de los motivos por los que me voy, porque no puedo involucrar a nadie en un proyecto que no vamos a poder gestionar, al no haber encontrado un patrocinador ni haber obtenido una línea de crédito", ha detallado.

En opinión del ya expresidente del CB Valladolid, "siempre hay esperanzas, porque hay varias opciones abiertas que no están perdidas, pero para crear deuda, que no cuenten conmigo".

Asimismo, ha advertido de que "hay que saber dónde estamos y hacer un equipo acorde con lo que se tiene". "Nadie se tiene que hacer cargo de una deuda de 2,5 millones de euros", la acumulada en los dos últimos años, tras salir del concurso de acreedores, "y nosotros habíamos pensado en pedir una línea de crédito de 800.000 euros para poder sufragar gastos, pero debido a la situación de crisis económica, no ha sido posible", ha matizado.

Mike Hansen ha asegurado que ha contado con el apoyo del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ya que el Ayuntamiento cuenta con una parte del accionariado del Patronato de la Fundación Baloncesto Valladolid, dueña del club, y que le ha prometido que seguirán "apostando por el baloncesto de base".

Junto a Hansen ha presentado la dimisión el gerente, Javier Baró, quien ha confirmado que la deuda total del club asciende a más de 7 millones de euros, "800.000 euros del Club de Empresas y Deporte, 2,6 millones del CB Valladolid, un millón de la Fundación Baloncesto Valladolid y 4 millones del concurso de acreedores".

La dimisión de Hansen supone que la gestión del club pasa a manos del Patronato de la Fundación Baloncesto Valladolid, que dirigen Juan Vela y los concejales del Ayuntamiento de la ciudad Ignacio Zarandona y Luis Antonio Gómez, inmersos en plena búsqueda de patrocinadores y de soluciones financieras.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario